Boda de Cristina y Lochlann en el Rocío

Lo normal es que nos recomienden aquellas parejas a las que ya le hemos hecho la boda. El caso de Cristina y Lochlann fue al contrario. Llegaron a nosotros a través de una amiga a la que no le pudimos hacer su boda por tener la fecha cerrada con otra pareja. Muchas gracias Elena por seguirnos y recomendarnos. Sin duda este es el mejor feedback que podemos tener, por el que sabemos que nuestras fotos llegan y gustan. 

Recordamos el día que vinieron a nuestra buhardilla para conocernos. Casi todo lo hablamos con Cristina porque Lochlann entendía poco español. Lo primero que nos llamó la atención fue la hora de su boda. Se casarían el 7 de octubre por la tarde. Lo normal es que las bodas de octubre sean ya de mañana. Ese día desde luego no nos imaginábamos la luz tan bonita del atardecer que estaría presente en su “sí quiero”. En lo segundo que reparamos fue en los tatuajes de Lochlann, sobre todo el de su flamenca. Teníamos muy claro que el día de su enlace había que lucirlos como fuera. Y así fue, cuando le dijimos a Lochlann que se quitara la chaqueta y se remangara los puños de la camisa. Gracias a ello, la fotografía que abre este post ha sido premiada por el directorio nacional de Fotografos de boda Worthphotographers, y desde entonces ilustra nuestro perfil en su web.

Una cosa en la que nos hizo mucho hincapié Cristina era que para ella era muy importante la gente que asistiría al enlace, muy especialmente su familia y amigos. En esto coincidimos plenamente con ella, porque pensamos que una boda no es boda sin invitados, por muy pocos que estos sean, y la familia y amigos son imprescindibles. En este caso no fue nada difícil. Tanto Cristina como Lochlann se vistieron junto a sus familias, y las sobrinas de Cristina eran inseparables. Cristina lo hizo en la casa de sus padres en Almonte y Lochlann en el mismo lugar donde se celebraría la ceremonia y posterior celebración, el Hotel Pequeño Rocío.

La ceremonia fue civil y al aire libre, llena de momentos muy emotivos, de carcajadas y de alguna que otra lágrima.  Y es que no es para menos, reunir en tu pueblo a toda tu familia y amigos a los que diariamente no tienes cerca, junto con tu otra familia, la que has ido formando en Londres con tu pareja. Todo estaba pensado para no separarse de sus invitados, por lo que para la cena optaron por un cocktail también al aire libre.

Gracias Cristina y Lochlann por regalarnos una boda tan bonita y tan real, tan espontánea y tan llena de amor y cariño. Gracias por elegirnos y permitirnos volver a Almonte y El Rocío.

Vestido de Cristina: Pronovias, modelo Edina

Zapatos: Kurt Geiger

Tocado y ramo: CrèmBrülée

Maquillaje: Kencia Day Spa

Peluquería: Abad Peluqueros

Traje de Lochlann: Asos

Prendido de Lochlann: CrèmBrülée

Celebración de la ceremonia y cocktail: Hotel Pequeño Rocío

Photocall: CrèmBrülée

Catering: Leal y Espina

 











Deja un comentario


Nombre*

Email (no será publicado)*

Sitio web

Comentario*

Enviar